Lactancia materna: una mirada hacia el origen

Lactancia materna: una mirada hacia el origen

Se habla mucho sobre los numerosos beneficios de la lactancia materna. No obstante, lo cierto es que algo estamos haciendo mal cuando las estadísticas indican la disminución de ésta. Muchas madres comienzan sus lactancias con gran ilusión, pero las cifras bajan en picado al acercarnos a la franja de edad entre los 3 y 6 meses. Y a ese ritmo continúan de ahí en adelante.

Amamantar no se trata de una moda. Si así fuera, estaríamos hablando de una tendencia que se remonta miles de años atrás en la historia de la humanidad. La lactancia materna es lo que es, alimentación natural. Y no sólo nutre, sino que cubre las necesidades de afecto, protección, seguridad y calma del bebé. Es un pack completo y hecho a medida, de cada madre hacia su cría.

Varios factores tienen una influencia directa en el establecimiento de la lactancia y la duración de la misma, entre los que destacan los mitos y la desinformación. De esto hablaremos largo y tendido.

Es primordial y necesario que la sociedad se conciencie de la importancia de este punto,  y deberían ser los gobiernos los encargados de favorecer que así fuera, pues es una cuestión de salud pública. Por tanto, es indispensable la normalización de lo que, de por sí, ya es normal (aunque a menudo nos hagan creer lo contrario).

El 31 de mayo hablaremos sobre lactancia materna, a todos los niveles. Si estás embarazada, si eres madre (des pecho o biberón), si eres padre, abuelo/a, tío/tía… si te interesa este tema, si tienes dudas, si quieres más información… Serás bienvenida/o, te estaremos esperando en el espacio Wabi-Sabi.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: