Navegando por
Etiqueta: Criar en Positivo

3 años de vida

3 años de vida

Hoy cumples 3 años
y estoy realmente emocionada,
pues todo lo vivido juntos
forma la base que fortalece nuestra diada.

Hoy reflexiono sobre el comienzo,
cuando apenas comprendía nada.
¿Quién iba a decirme que serías mi luz
en esta vida tan apagada?

Las respuestas a todas mis dudas
siempre han estado en tu mirada,
ese brillo y vitalidad de tus ojos
que aún me tienen enamorada.

Contigo me he conocido,
aprendiendo parada tras parada;
y he descubierto también
cuán importante es maternar acompañada.

Cada hito, cada huella,
quedó en mi mente grabada.
Y todo nuevo recuerdo por construir
me mantiene cada día ilusionada.

Te estaré eternamente agradecida
por guiarme hacia una crianza concienciada.
Has logrado reconectarme a lo esencial,
transformarme y convertirme en una mujer y madre empoderada.

Zorionak!! Maite zaitut bihotza 💜
Amatxu

La ambigüedad de compartir

La ambigüedad de compartir

No, yo no voy a enseñarle a mi hijo a compartir. Lo hará por sí mismo cuando entienda el significado real de la palabra y sienta que quiere hacerlo 😊

El propio juego nos ayuda a desarrollar diferentes capacidades para gestionar altibajos en la vida. Dentro de ese «jugar», también entra el tema de compartir los juguetes. Y suele ser el adulto quien cree tener que tomar el papel moderador en ese tipo de situaciones.

Tendemos a obligar a lxs pequeñxs a desprenderse temporalmente de sus pertenencias para dar el gusto de disfrutarlas a otrxs niñxs. Y yo me pregunto: ¿Dejaríamos con esa facilidad nuestro teléfono, reloj o bolso a la primera persona que se cruzara en nuestro camino? Siendo sincerxs (me atrevería a añadir que sin necesidad de reflexionar), la respuesta sería un enorme NO. Ya que incluso nos costaría hacerlo con gente conocida…
Nuestrxs hijxs merecen disfrutar de ese mismo derecho.

Por tanto, observar desde una distancia cercana, permitirá que lxs niñxs implicadxs en la «discusión» puedan hacer uso de sus habilidades para resolverlo, en la mayoría de los casos, sin ayuda del adulto.
Quien bien te quiere…

Quien bien te quiere…

Muy en contra de lo que el célebre refrán «quien bien te quiere te hará llorar» promulga, he construido mi propia versión de lo que, creo, puede encajar más con la idea del querer que much@s compartimos. El amor y el cariño verdaderos NO consisten en corregir los errores de la persona que amamos, sino más bien en acompañarla en ese proceso de aprendizaje.