Cita 

Cita 

«Por supuesto que los hijos dan mucho trabajo. Pero si encima te privas de la mejor parte, como acunarlos, mimarlos, hacerles upa o darles el pecho, y te quedas con la peor: cocinar, limpiar, lavarles la ropa… ¿Dónde está el placer de tener hijos?

Porque nadie te dice: «no le prepares la comida que se acostumbra y estarás 20 años preparándole la comida» o «no le laves la ropa que se acostumbra y vas a estar 20 años lavándole la ropa». Esto no se discute. Se discute si puedes alzarlo, acunarlo, dormirle en brazos en tu cama o darle el pecho todo el tiempo que el bebé y la madre quieran. Es decir, la parte más linda de la maternidad y la paternidad. Pues, ¿para qué tengo un hijo?, ¿para planchar? Ésa es la parte que a nadie le gusta. La crianza es un placer si los padres y madres se abocan a los placeres de estar con sus hijos. Con todo el esfuerzo que implica criar y con toda la inmensa alegría y satisfacción que puede darnos».

Carlos González

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: