Sois de esas… Maestras

Sois de esas… Maestras

En el post anterior me centré en esas familias que son (somos) juzgadas por decidir seguir un camino distinto al establecido por sistema, el de toda la vida.

Hoy quiero poner el foco en los y las maestras. Referentes importantes en el día a día de los/as niños/as y a quienes también se etiqueta «de esas» por nadar a contracorriente en busca de una mirada de empatía y respeto hacia las personitas a las que acompañan.

Somos «de esas» por haber escogido abrazar a nuestro/a alumno/a en lugar de ignorarlo/a.

Somos «de esas» por reconocer nuestro error delante de los/as niños/as, dando ejemplo en lugar de culpar al/la otro/a.

Somos «de esas» por emplear la paciencia en vez de las prisas.

Somos «de esas» por agacharnos a escuchar y conversar en lugar de amenazar y humillar (sea o no delante de toda la clase).

Somos «de esas» por no mandar deberes para casa, por no robarles su tiempo.

Somos «de esas» por promover el consumo de fruta en lugar del de galletas.

Somos «de esas» por respetar el ritmo de desarrollo de cada niño/a en lugar de intervenir y guiarlo.

Somos «de esas» por no utilizar pantallas a modo de distracción.

Somos «de esas» por no forzar la retirada del pañal en ningún caso.

Somos «de esas» por negarnos a cumplir normas que no benefician ni respetan al alumnado.

Somos «de esas» por formarnos en pedagogías alternativas.

Somos «de esas» por permitir y acompañar las emociones de los y las niñas.

Somos «de esas» por no utilizar juicios y etiquetas.

Somos «de esas» por buscar soluciones conjuntas en lugar de utilizar castigos.

Somos «de esas» por involucrar a los/as niños/as en su propio proceso de aprendizaje en vez de imponer nuestra autoridad y conocimientos.

Somos «de esas» que parte de la sociedad todavía no sabe que necesita.

Y, si tú también eres «de esas», no dudes de tus pasos, sigue caminando este sendero, la infancia te necesita… Y la sociedad entera, aunque todavía no sean conscientes de ello.

Somos muchos/as, no estás solo/a. Tu voluntad en favor de una educación consciente y respetuosa es lo que nos llevará a construir un mundo más bonito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: